En Medio De La Creciente Tensión Sobre Taiwán, Xi Jinping Advierte A Joe Biden Que No “Juegue Con Fuego”.

El Presidente Joe Biden Y Xi Jinping De China Sostuvieron Conversaciones Telefónicas El Jueves. Según Los Medios Estatales Chinos, Xi Jinping Advirtió Al Presidente Biden Que No “Juegue Con Fuego” En Taiwán.

El Presidente Joe Biden Y Su Homólogo Chino, Xi Jinping, Sostuvieron Conversaciones Telefónicas “Francas” El Jueves, Y Xi Advirtió Al Líder Estadounidense Que No “Jugara Con Fuego” Con Taiwán, Según Los Medios Estatales Chinos.

La Cumbre Virtual Que Duró Más De Dos Horas Tuvo Lugar Cuando Beijing Y Washington Corren Cada Vez Más Riesgo De Conflicto Abierto Por La Isla Autónoma, Que China Considera Parte De Su Territorio.

“Aquellos Que Juegan Con Fuego Eventualmente Se Quemarán”, Se Citó A Xi Diciéndole A Biden En Referencia A Taiwán, Según La Agencia De Noticias Estatal Xinhua, Usando El Mismo Lenguaje Que Había Empleado Cuando Hablaron En Noviembre Pasado.

“Espero Que La Parte Estadounidense Lo Entienda Completamente”, Dijo Xi A Biden.

“La Posición Del Gobierno Y El Pueblo Chinos Sobre El Tema De Taiwán Es Consistente”, Dijo Xi. “Es La Firme Voluntad De Los Más De 1.400 Millones De Chinos Salvaguardar Firmemente La Soberanía Nacional Y La Integridad Territorial De China”.

Si Bien Esta Fue La Quinta Conversación De Biden Con Xi Desde Que Se Convirtió En Presidente Hace Un Año Y Medio, Cada Vez Es Más Difícil Ocultar La Creciente Desconfianza Entre Los Dos Países En Medio De Una Guerra Comercial Y Las Tensiones Por Taiwán.

El Último Punto Álgido Es Un Posible Viaje De La Aliada De Biden Y Presidenta De La Cámara De Representantes, Nancy Pelosi, A La Isla, Que Tiene Su Propio Gobierno Democrático Distinto.

El Portavoz Del Consejo De Seguridad Nacional De La Casa Blanca, John Kirby, Había Dicho Que “Las Tensiones Por El Comportamiento Agresivo Y Coercitivo De China En El Indo-Pacífico” Ocuparían Un Lugar Destacado En La Agenda, Utilizando El Término De La Administración Estadounidense Para La Región De Asia-Pacífico.

Aunque Los Funcionarios Estadounidenses Visitan Con Frecuencia Taiwán, Separado Por Una Estrecha Franja De Agua De La Parte Continental De China, Beijing Considera Que El Viaje De Pelosi Es Una Gran Provocación. Es La Segunda En La Línea De Sucesión A La Presidencia De Los EE. UU. Y Dada Su Posición Puede Viajar En Transporte Militar.

Washington “Asumirá Las Consecuencias” Si El Viaje, Que Pelosi Aún No Ha Confirmado, Se Lleva A Cabo, Advirtió China El Miércoles.

El General Mark Milley, Presidente Del Estado Mayor Conjunto De EE. UU., Dijo A Los Periodistas Que Si Pelosi Solicita “Apoyo Militar, Haremos Lo Que Sea Necesario Para Garantizar Una Conducción Segura De Sus Negocios”.

Y La Disputa En Torno A Pelosi Es La Punta De Un Iceberg, Ya Que Los Funcionarios Estadounidenses Temen Que Xi Esté Considerando El Uso De La Fuerza Para Imponer El Control Sobre El Democrático Taiwán.

Una Vez Que Se Consideró Improbable, Los Observadores De China Ven Cada Vez Más Como Posible Una Invasión, O Una Forma Menor De Acción Militar, Tal Vez Incluso Programada Para Aumentar El Prestigio De Xi Cuando Pase A Un Tercer Mandato A Finales De Este Año.

Los Comentarios Contradictorios De Biden Sobre Si Estados Unidos Defendería A Taiwán (Dijo En Mayo Que Lo Haría, Antes De Que La Casa Blanca Insistiera En Que No Había Cambios En La Política De “Ambigüedad Estratégica” De No Intervención) No Han Ayudado A La Tensión.

Sin Cara A Cara
Biden Se Enorgullece De Una Relación Cercana Con Xi Desde Hace Años, Pero, En Gran Parte Debido A Las Restricciones De Viaje De Covid, Los Dos Aún No Se Han Reunido Cara A Cara Desde Que Asumió El Cargo.

Según La Casa Blanca, El Objetivo Principal De Biden Es Establecer “Barandillas” Para Las Dos Superpotencias.

Esto Tiene Como Objetivo Garantizar Que, Si Bien Están En Total Desacuerdo Con La Democracia Y Son Cada Vez Más Rivales En El Escenario Geopolítico, Pueden Evitar Un Conflicto Abierto.

“Él Quiere Asegurarse De Que Las Líneas De Comunicación Con El Presidente Xi Sobre Todos Los Temas, Ya Sean Temas En Los Que Estamos De Acuerdo Nuevamente O Temas Con Los Que Tenemos Dificultades Significativas, Que Aún Puedan Levantar El Teléfono Y Hablar Con Entre Sí Con Franqueza”, Dijo Kirby.

Sin Embargo, Dónde Colocar Las Barandillas Es Un Desafío En Medio De Tantas Disputas Sin Resolver, Incluida Una Guerra Comercial A Fuego Lento Que Comenzó Bajo La Presidencia De Donald Trump.

Cuando Se Le Preguntó Si Biden Podría Eliminar Parte De Los Aranceles De Importación Del 25 Por Ciento Impuestos Por Trump A Miles De Millones De Dólares En Productos Chinos, Kirby Dijo Que Aún No Había Una Decisión.

“Creemos… Que Los Aranceles Que Implementó Su Predecesor Estaban Mal Diseñados. Creemos Que Han Aumentado Los Costos Para Las Familias Estadounidenses Y Las Pequeñas Empresas, Así Como Para Los Ganaderos. Y Eso Es, Ya Sabes, Sin Realmente Abordar Algunas De Las Prácticas Comerciales Dañinas De China”, Dijo Kirby.

Pero “No Tengo Ninguna Decisión Con La Que Hablar Con Respecto A Los Aranceles Del Presidente. Él Está Resolviendo Esto”.

Agregue un comentario